Karina Ślesińska

Traductor-intérprete jurado – quién es y por qué es necesario

Traductor-intérprete jurado – quién es y por qué es necesario

Traductor-intérprete jurado – quién es y por qué es necesario

Traductor-intérprete jurado – quién es y por qué es necesario

Actualmente, puesto que tanto el conocimiento de idiomas como los viajes al extranjero y el acceso a todo tipo de dispositivos electrónicos se ha extendido a escala global, parece que el trabajo de traductor haya quedado relegado.

Dondequiera que vayamos y sea cual sea nuestro nivel de idioma, con un poco de esfuerzo y la ayuda de Google Translator nos sentimos a salvo.

No obstante, hay y habrá muchos casos en los que además del conocimiento perfecto de una lengua extranjera, se requiere también el entendimiento de los asuntos extralingüísticos, como por ejemplo: las normas legales vigentes, los procedimientos y la manera de actuar ante las autoridades e instituciones. Es decir, todo un conjunto de normas concernientes a viajeros de negocios o que gestionan una empresa internacional, aquellos que quieren dar un giro a su vida asentándose fuera de su país natal o simplemente a quienes les ha tocado presentarse en una comisaría o ante el juzgado.

Aquí es donde entra en juego el traductor-intérprete jurado, cuyas competencias jamás podrán ser sustituidas por máquinas y ni siquiera por traductores no provistos de este título oficial. Además, nos guste o no, en muchos casos la intervención de un traductor jurado, evidenciada por su firma, es imprescindible para dar validez a nuestras actuaciones. Esperamos que este pequeño texto les acerque a la figura y el trabajo de traductor-intérprete jurado.

En primer lugar, hay que tener en cuenta la diferencia formal entre traductor y traductor-intérprete jurado. No todas las personas que traducen pueden tener este título, el cual requiere mucha responsabilidad y, por qué no decirlo, prestigio.

Un traductor que nos acompaña durante una visita guiada por una ciudad extranjera, independientemente de lo bien que hable, no nos podrá ayudar (si no es jurado) cuando tengamos que presentarnos ante cualquier tipo de autoridad estatal o si tenemos que firmar documentos. En estos casos, tendremos que acudir a un traductor-intérprete jurado profesional, cuyas competencias son mucho más amplias.

traductor intérprete jurado de polaco

Formación, es decir , per aspera ad astra

Podríamos decir que el adjetivo jurado aporta valor añadido: el profesional provisto de este título puede hacer todo el trabajo habitual de un traductor y mucho más, para lo que este primero no está autorizado.

Otra diferencia radica en el modo de nombramiento, que en el caso de los traductores jurados puede ser toda una ceremonia oficial. La institución responsable del otorgamiento del título de traductor-intérprete jurado de polaco es el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (en España) o el Ministerio de Justicia (en Polonia).

De ahí que las competencias de los traductores jurados sean verificadas con máxima cautela. Los ministerios de ambos países facilitan las listas de traductores aptos para ejercer su profesión. Allí encontrará sus números de referencia y datos de contacto. De este forma, contratando a una persona que figure en esta lista se asegura de que se trata de un profesional con experiencia y una excelente formación.

Pero vayamos por orden: para ser traductor jurado hay que aprobar un examen oficial, la verdadera prueba de fuego. La dificultad del examen no es ninguna leyenda y las cifras no mienten. En Polonia, aprueba un 20 % de las personas que se presentan y, en España, es aún más complicado hacerse con el título porque solo un 2 % de los candidatos sale por la puerta grande.

El examen consta de dos partes, escrita y oral, y es indispensable aprobar ambas para convertirse en traductor jurado (Polonia) o traductor-intérprete jurado (España), denominación que acentúa los dos pilares de su futuro trabajo: la traducción escrita y la interpretación oral.

Además, el hecho de interpretar se extiende a las normativas y reglamentos que el traductor-intérprete jurado ha de entender, interpretar y saber explicar en cualquier registro del lenguaje.

Ir a la parte 2 de la entrada

One thought on “Traductor-intérprete jurado – quién es y por qué es necesario

  1. Pingback: El sello del traductor jurado - Karina Ślesińska

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *